La Firma

Lic. Rafael Ángel Rodríguez Salazar, es abogado penalista, educador y consultor nacional e internacional en Derecho Penal y Procesal Penal, Derecho Laboral, Familia y Administrativo. Además de ser Investigador Profesional Criminológico y Técnico en Control de Perdidas del Instituto Interamericano de Seguridad.

Se ha desempeñado a lo largo de su carrera profesional, como Investigador, educador y consultor de grandes empresas nacionales y transnacionales.
Laboro con el Poder Judicial en la Corte Suprema de Justicia, desempeñándose como Juez de la Judicatura Nacional y Jefe Departamental de Seguridad.

Además ocupo varias Jefaturas por su paso por el Ministerio de Seguridad Pública.
En la actualidad, se desempeña como directo de la Firma de Abogados y se dedica a la atención de las diferentes ramas del derecho, atendiendo y asesorando de manera personal y empresarial y asumiendo la dirección legal de relevantes defensas penales, laborales y de otra índole.

Con el Colegio de Abogados de Costa Rica, coordina la Dirección de la Defensoría Social Laboral y es co-fundador de la Defensoría Social Penal.
Además es Notario Publico, con asta experiencia Registral y Notarial.

Licda. Yamileth Fernández Sandi, abogada, notaria pública, educadora y consultora. Se ha desempeñado en el transcurrir de profesión como Juez de la República, en diferentes zonas del territorio nacional por más de cinco años.

Laboro durante 4 años con el Ministerio de Seguridad Pública, desempeñándose como Jefe departamental Policial.

En su actuar como Litigante y Notaria, independiente, es co-directora de la Firma de Abogados.

En la actualidad es Asesora Empresarial, en las diferentes ramas del derecho que la Firma asiste.

Su experiencia, le ha permitido ser docente y consultora, Nacional e Internacional, en las ramas del Derecho de Familia, Violencia Intrafamiliar y  Derecho Laboral.
Su experiencia en los últimos 20 años, hacen que en su profesión como notaria publica, logre brindar una efectiva y eficiente acción en este campo.

El despacho está organizado en departamentos y áreas de práctica integrados por abogados cuya actividad se desarrolla preferentemente en un sector legal. De esta forma, y sin detrimento de su formación jurídica general, nuestros abogados están plenamente en contacto con el Derecho aplicable a cada ámbito y a la realidad de las necesidades de nuestros clientes.

Los socios se involucran en todos los asuntos porque sabemos que sus conocimientos, su criterio y su experiencia constituyen un activo importante para nuestros clientes. La excelencia es una aspiración siempre presente en nuestra actividad profesional. Para alcanzar este objetivo, la Firma, pone a disposición de sus abogados el complemento de una estructura de apoyo de probada eficacia.

En definitiva, el trato eminentemente individualizado hacia quienes interesan nuestros servicios, con independencia de la dimensión cuantitativa y/o cualitativa de sus asuntos, unido a la exclusiva dedicación profesional a la abogacía y la experiencia así acumulada, ha hecho consolidar como el mejor activo de este despacho la perenne confianza que los clientes han demostrado tener en nosotros durante todos estos años.